Utilizamos cookies para mejorar la calidad de nuestros servicios.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Malaca, Ciudad Romana

teatro romano 2En los primeros años del siglo I d.C., Malaca era la principal ciudad de esta costa y centro comercial importante, debido en gran parte, a la importancia de su puerto, famosa por sus industrias del garum, Malaca poseía grandes fábricas de salazón de pescado, una muestra arqueológica de estas instalaciones industriales son las, aproximadamente, setenta piletas encontradas en la ladera sur de la colina de la Alcazaba cuando se hacían los desmontes para rellenar el actual Paseo del Parque.

La importancia del puerto malacitano, sus relaciones con la costa africana y el carácter comercial de la ciudad lo atestiguan algunas fuentes literarias y epigráficas. A partir de la época de Augusto, Malaca adquiere un nuevo aspecto, como lo demuestra su teatro, de tamaño medio y aprovechó la ladera de la Alcazaba para colocar gran parte de su cauea. Fue edificado sobre construcciones republicanas anteriores que previamente habían amortizado, como fue el caso de unas termas, a su vez construidas sobre anteriores edificios púnicos.

La ciudad se extendía bajo lo que luego sería la Málaga Musulmana, y la zona más antigua y principal estuvo en torno a la colina de la Alcazaba, al otro lado del Guadalmedina se constata la existencia de zonas de necrópolis y de edificios dedicados a usos industriales, en la zona de El Ejido, aparecieron en 1851 las tablas de bronce con los fragmentos de las leyes municipales flavias de Malaca y Salpensa, la concesión del ius latii minus a Malaca y su transformación en Municipium Flauium Malacitanum debió ser un momento importante para la ciudad, no sólo por su cambio jurídico, sino también en lo que toca a su urbanismo.

El hallazgo fortuito de la Lex Flavia Malacitana se produjo en octubre de 1851 por los obreros que extraían barro para las alfarerías en el lugar llamado "Los Tejares", encontraron dos tablas de bronce escritas con caracteres latinos , que pudieron salvarse por haberlas comprado el Marqués de Casa-Loring. La Lex Malacitana confirma la concesión del ius latii a esta ciudad, debió contenerse en cinco tablas iguales a la encontrada en El Ejido, esta contiene las rúbricas 51 a 69 y en ella se legisla sobre la nominación de candidatos a las elecciones de los magistrados municipales, la convocatoria y celebración de esas elecciones, el lugar de votación, las condiciones exigidas para poder ser elegido duoviro, edil o cuestor, la formación de las mesas electorales, las resoluiones de posibles empates, la publicación del escrutinio en los distritos, la prohibición de obstrucciones a los actos electivos, el modo de juramento de los electos y las garantias pecunarias de quienes aspiraban a esos cargos.

lex flaviaIgualmente trata lo conservado en la Lex Malacitana sobre la elección del patrono del municipio y ofrece unas curiosas disposiciones sobre aspectos inmobiliarios y urbanísticos, así como respecto al cobro de tributos y las fianzas, los procedimientos por multas y para el control de los fondos públicos mediante la rendición de cuentas. El municipio malacitano se constituía así, en una comunidad basada en la asamblea de sus ciudadanos, en el senado local y en una serie de magistrados, estos eran los dos, encargados de la dirección política de la vida ciudadana; los ediles, cuya función consistía en el control de las obras, los mercados y los edificios públicos, civiles o sacros, y los custores, que entendían de temas de finanzas.

Se accedía a la ciudadanía romana tras el desempeño de alguna magistratura y, con el nuevo ciudadano, ascendían a la categoría de ciui la esposa y sus ascendientes y descendientes masculinos. Quedaban adscritos a una tribu, una prerrogativa que correspondía sólo a los ciudadanos romanos, en este caso en la Quirina, y cuya presencia en los nombres es ya de por sí indicio de esta condición jurídica.

Monumentos importantes de la ciudad pudieron ser el templo de Trestátilo o un supuesto arco de triunfo, que pudo haberse alzado en la zona cercana a la ladera occidental de la Alcazaba, y cuya existencia se infiere del hallazgo de un mensulón de mármol blanco que lleva una victoria en su frontal. Malaca acuñó diversas series monetarias con leyendas púnicas, fueron de bronce, estas monedas llegaron al norte de África, en cuanto a las advocaciones religiosas, aparte de las divinidades del panteón púnico que pudieron ser adoradas en la ciudad, la epigrafía latina nos informa del culto a las siguientes divinidades: Iuppiter, Mithra, Luna Augusta, Victoria Augusta, Isis. La misma fuente hace mención a los siguientes emperadores: Commodus (177-192), Septimus Severus (197), Caracalla (214), Gallienus-Valerianus (254)y Carinus (283).

La Malaca romana se ha manifestado en una serie de importantes hallazgos arqueológicos, durante la construcción de la Aduana en el siglo XVIII aparecieron numerosos restos de la ciudad romana, al igual que al derribarse las murallas islámicas que circunvalaban la Alcazaba por la zona del mar.

 

 

LO ÚLTIMO

  • La Coracha

    Casi dos siglos de historia acumuló el popular barrio que tuvo en la Alcazaba el origen de un...

  • Huelin

    Barrio obrero al que dio nombre un inglés, nació como núcleo urbano entre huertas y fincas de...

  • La Trinidad

    Las referencias más cercanas del popular barrio de la Trinidad se contienen en las narraciones...

  • El Perchel

    El Perchel de hoy poco o nada tiene que ver con el que fue, el barrio nació a la sombra de una...

  • La Reconquista Cristiana

    En junio de 1484, Fernando el Católico pone cerco a Álora y Alozaina es incendiada, los vencidos reciben...